Guanajuato, Gto.; 30 de julio de 2017.– En un marco de paseo familiar, día de campo y reencuentro, el tradicional Día de la Cueva se mantiene vivo y vigoroso desde hace 401 años, dstacó el Alcalde de Guanajuato, Edgar Castro Cerrillo.

“Esta tradición cumple 401 años en uno de los paisajes más hermosos que tiene Guanajuato: un escenario conformado por los Picachos, el Hormiguero y la Bufa”, expresó este domingo el mandatario municipal en un mensaje a la ciudadanía guanajuatense.

Este lunes se llevará a cabo la tradición bajo un estricto esquema de seguridad y limpieza, con el objetivo de preservar el paisaje natural que sirve de escenario para la sana convivencia entre miles de familias capitalinas y todos los turistas que llegan a Guanajuato con motivo de esta antigua celebración.

La tradición surge a partir de la devoción colonial con que la ciudad adoptó a San Ignacio de Loyola como el santo protector de Guanajuato, asentamiento de singular belleza que debe su nacimiento y configuración a la minería. El festejo guanajuatense evoca el encierro del religioso español en la cueva de Manresa para redactar las meditaciones y los ejercicios espirituales que dieron vida a la orden jesuita. 

Con estas acciones en materia de protección ecológica e histórica, la Capital logra conservar, mantener y apreciar sus tradiciones para que la sociedad se mantenga unida en torno a una convivencia cordial con más de 4 siglos de existencia y cuya fuerza vital sirve como elemento de cohesión que da identidad al pueblo de Guanajuato.

El Presidente Municipal estuvo acompañado por la titular del Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN), María Esther Arteaga Rodríguez; el Director General de Seguridad Ciudadana, Christian Ortiz Muñiz, y el Cronista de la Ciudad, Eduardo Vidaurri Aréchiga.