Guanajuato, Gto.; 26 de marzo de 2018.– En una ceremonia encabezada por el alcalde Edgar Castro Cerrillo, el Gobierno capitalino rindió homenaje póstumo al médico, académico y diputado constitucionalista Luis Pablo Bustamante, el primer promotor del derecho de la mujer al voto en la historia nacional.

En la casona donde vivió el legislador, ubicada en la esquina de Galarza y Mendizábal, el Presidente Municipal develó una placa que evoca la vida y obra del diputado presidente de la vigésimo sexta Legislatura del Congreso local, que elaboró y promulgó la Constitución Política del Estado de Guanajuato en 1917.

“Hoy reconocemos al doctor Bustamante, con agradecimiento por su legado y ejemplo; hoy refrendamos sus convicciones, porque queremos que Guanajuato sea mejor”, subrayó Castro Cerrillo para honrar la memoria del célebre guanajuatense que ofrecía consultas médicas gratuitas a los desamparados.

“Por su talento, sus ideales y hechos, Luis Pablo Bustamante formó parte de una generación de guanajuatenses que contribuyó a la construcción de una sociedad más humana y justa”, agregó.

Ante los Regidores Ana Gabriela Cárdenas Vázquez, Juan Carlos Delgado Zárate y Silvia Rocha Miranda, así como el Secretario del Ayuntamiento, Carlos Torres Ramírez y familiares del homenajeado, el Alcalde llamó a reconocer en este personaje histórico “un hombre sensible y comprometido con la Capital”.

Martha López Bustamante, nieta del constitucionalista, agradeció el trabajo realizado por las autoridades para difundir y preservar los acontecimientos históricos de mayor relevancia en esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

“Agradezco mucho la presencia de las autoridades municipales por este reconocimiento, pues para la familia es un orgullo muy grande”, dijo antes de develar la placa conmemorativa junto a Castro Cerrillo.

Luis Pablo Bustamante nació en la muy Noble y Leal ciudad de Guanajuato en el año de 1866. Realizó sus estudios básicos en esta misma Capital y, posteriormente, partió a la Ciudad de México para prepararse como médico.

En 1887, se graduó con mención honorífica y fue un destacado discípulo de otro distinguido médico guanajuatense: Eduardo Liceaga.

Al recibir su título profesional, Bustamante regresó a la ciudad de Guanajuato y estableció su consultorio en la casona ubicada en la esquina de Galarza y Mendizábal, justo frente a la emblemática Alhóndiga de Granaditas.

Junto con Catarino Juárez, propuso la participación de la mujer en las elecciones, una propuesta muy avanzada para su época. En todo México, la Constitución del Estado de Guanajuato se convirtió en el primer instrumento legal que incorporó el derecho femenino al voto.