Guanajuato, Gto., a 6 de abril de 2017.- Un total de 300 mil visitantes y una derrama económica de 240 millones de pesos, es la meta del Gobierno capitalino para este período vacacional de Semana Santa y Pascua, durante el cual se implementará un operativo de seguridad que involucra a 400 elementos de diversas corporaciones.

En rueda de prensa, el alcalde de la Capital, Edgar Castro Cerrillo, expuso que en el “Operativo Semana Santa 2017” participarán las Direcciones de Seguridad Ciudadana, Fiscalización y Turismo, así como la Policía Estatal de Caminos, las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE), la Gendarmería y el Ejército.

“Estamos completamente organizados para tener una importante derrama económica y garantizar la seguridad de todos los visitantes”, ratificó el Presidente Municipal.

En cuanto al trato hacia los turistas, el Primer Edil exhortó a toda la Administración Municipal a “darles y brindarles la seguridad y la protección que queremos y, a la vez, servirles con mucha calidad y mucha calidez”.

Mantener a Guanajuato como un destino totalmente seguro es el objetivo central de este esquema de vigilancia, que arrancó este jueves 6 de abril y concluye el viernes 21.

El director de Seguridad Ciudadana, Christian Ortiz Muñiz, añadió que se intensificarán las actividades de seguridad y vigilancia, con presencia militar en las comunidades rurales, patrullaje federal en la mancha urbana e implementación de alcoholímetro, entre otras acciones concretas que llevan por objeto preservar un clima de paz y tranquilidad.

Por su parte, Salvador Alejandro Jaime Arroyo, director de Turismo Municipal, adelantó que se espera un incremento de visitantes de entre cuatro y seis por ciento, en comparación con lo registrado en 2016.

Respecto al Museo de las Momias, se tiene proyectado superar el récord de 70 mil visitantes del 2016 y, antes del inicio de las vacaciones, la ocupación hotelera ya rebasa el 85 por ciento.

Andrei García Irazaba, director de Fiscalización y Control de Reglamentos, informó que alrededor de 22 inspectores se dividirán en dos turnos “para efectos de atender cualquier situación las 24 horas del día”, principalmente en bares y antros, donde se vigilará el respeto irrestricto a los horarios de apertura y cierre.