Guanajuato, Gto.; 9 de enero de 2018.- Como parte del proyecto integral de restauración del monumento al Pípila, en el que se invierten 2 millones de pesos, la Presidencia Municipal de Guanajuato contempla reparar el interior de la escultura.

Héctor Javier Morales Ramírez, director general de Obra Pública, mencionó que se retirarán las instalaciones en desuso y se instalará un sistema de iluminación más eficiente, a base de luces LED, además de que se restituirán los aplanados dañados por el exceso de humedad.

También, se renovará el piso en el espacio destinado a las exposiciones e, igualmente, las huellas de la escalera de acceso al mirador, en lo alto de la escultura símbolo de los guanajuatenses.

Entre otras acciones a realizar este mismo año se incluye el remozamiento de los pasamanos y la modernización de las mamparas informativas.

La cabina del mirador se sustituirá por una de cristales más transparentes, mayor protección solar y mejor ventilación, así como con características que impidan el contacto físico con la cantera.

Estos trabajos forman parte de la primera etapa de intervención arquitectónica del monumento y su plazoleta, que por igual abarca la rehabilitación del aspecto exterior del insurgente de cantera. 

La escultura monumental de 16 metros y 77 años de antigüedad es autoría del artista guanajuatense Juan Fernando Olaguíbel, quien además hizo la Diana Cazadora, en el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, y el monumento a los Niños Héroes, en la zona Chapultepec de Guadalajara, entre otras obras de gran realce.

El monumento al Pípila se encuentra a unos 75 metros sobre el nivel del centro histórico de Guanajuato, en la cima del cerro de San Miguel, y se inauguró el 5 de febrero de 1940, según datos de Manuel Sánchez Valle en su obra "Guía histórica de Guanajuato".