Guanajuato, Gto.; 6 de enero de 2018.- El Gobierno Municipal que preside el alcalde Edgar Castro Cerrillo desarrolló acciones de rescate y restauración en el claustro de San Diego, un vestigio colonial que se halla bajo la superficie actual de Guanajuato, con el objetivo de refrendar el estatus de ciudad turística de relevancia mundial en este 2018.

En este espacio subterráneo, donde ahora se encuentra el museo de sitio Ex Convento Dieguino, la Dirección General de Obra Pública intervino junto con un equipo de especialistas para restaurar la arquería, el embovedado y la pintura mural.
Héctor Javier Morales Ramírez, director general de Obra Pública, expuso que en este plan integral de conservación patrimonial se invirtió un monto de 3 millones 866 mil 300 pesos, el cual provino del Programa de Apoyos a la Cultura-Apoyos a las Ciudades Mexicanas del Patrimonio Mundial (ACMPM).
El antecedente histórico más remoto que se tiene de esta vetusta estructura conventual data del 18 de enero de 1663, cuando los religiosos de San Diego o Franciscanos Descalzos entraron a la Villa y Minas de Guanajuato para fundar aquí una de sus sedes, encabezados por el fraile Ignacio Páez.
Según las referencias bibliográficas, los dieguinos ofrecían hospedaje, alimentación y otro tipo de apoyos, principalmente espirituales, a huérfanos, ancianos y necesitados.

Soterrado después de la inundación del 27 de julio de 1780, el inmueble monástico ofrece una idea sobre el nivel original de la ciudad, de aproximadamente cinco metros debajo del que se aprecia actualmente.